ESTADOS UNIDOS ENFRENTA UNA NUEVA OLA DE INFECTADOS

Medios Rioja TV

Después de meses de encierro en el que los brotes de coronavirus a menudo se concentraban en asilos de ancianos, prisiones y plantas de la industria del procesamiento cárnico, el país está entrando en una nueva fase incierta de la pandemia. Las nuevas concentraciones de COVID-19 se han encontrado en una iglesia pentecostal en Oregon, un club de estriptis en Wisconsin, y en todos los lugares imaginables.

 

En Baton Rouge, Luisiana, al menos cien personas dieron positivo a la prueba del virus tras visitar bares en el distrito de vida nocturna Tigerland, popular entre los estudiantes de la Universidad Estatal de Luisiana.

 

En un campamento cristiano de verano cerca de Colorado Springs, al menos 11 empleados se enfermaron justo antes de la apertura de la temporada, por lo que el campamento canceló las estancias nocturnas por primera vez en 63 años.

 

Y, en Las Vegas, tan solo semanas después de que se reabrieron los casinos, algunos empleados de casinos, restaurantes y hoteles han dado positivo, y los trabajadores asustados les rogaron a los huéspedes que usaran cubrebocas en una conferencia de prensa que se transmitió por video.

 

Los brotes emergentes —que tienen distintos tamaños, y van desde algunos casos hasta cientos de ellos, han surgido en grandes ciudades y pueblos pequeños— reflejan el curso impredecible del coronavirus. También enfatizan riesgos que, según los expertos, seguramente continuarán a medida que los estados intenten reabrir sus economías y los estadounidenses se atrevan a salir sin que haya una vacuna.

 

El 22 de junio, los nuevos casos del virus aumentaron en 23 estados conforme el panorama empeoró en gran parte del sur y el oeste del país. Las hospitalizaciones por coronavirus alcanzaron sus niveles más altos de la pandemia hasta el momento en Arizona y Texas, y el fin de semana anterior, Misuri reportó su total de casos más alto en un solo día. Aunque gran parte del noreste y el medio oeste siguieron viendo mejoras, hubo señales de nuevas propagaciones en Ohio, donde el número de casos ha comenzado a aumentar después de semanas de mejoras, y en Pensilvania, donde varios condados han tenido cantidades preocupantes de casos.

 

“Esto es lo que esperaría la mayoría de la gente cuando suspendes órdenes de confinamiento y aislamiento”, dijo Rebecca Christofferson, experta en enfermedades infecciosas en la Universidad Estatal de Luisiana, quien agregó que la reapertura, junto con la fatiga por el distanciamiento social, estaba generando nuevos tipos de propagación del virus.

 

“Todas esas cosas en conjunto lo vuelven un problema complejo: comportamiento humano, contacto y virus”, comentó. “Si lo juntas todo, ¡estalla!”.

 

Es, de alguna manera, un regreso a los primeros días del virus en Estados Unidos, cuando el coronavirus se estaba gestando en silencio, y ocasiones como funerales, prácticas de coro y fiestas de cumpleaños se convirtieron en eventos que originaron una transmisión generalizada.

CONTACTANOS

Si queres comunicarte con nosotros podes hacerlo atravez de cualquiera de nuestras redes, o suscribiendote a la pagina, ademas al final estan nuestros numeros celulares y gmail para que puedas hacerlo con total confianza, ... Comunicate con nostros medios rioja vive para escucharte.

  • COMPARTIR:

REALIZA UN COMENTARIO