Locales

ACAMPE EN RENTAS: “DORMIMOS EN CARTONES Y NOS DICEN VIOLENTOS. VIOLENCIA ES SACARLES EL PAN DE LA BOCA A NUESTROS HIJOS”

COMPARTIR & PUBLICAR

En horas de la noche de ayer, Medios Rioja se hizo presente en Rentas de la Municipalidad para poder conversar con trabajadoras que se encontraban acampando al igual que las demás áreas municipales que reclaman por sus derechos y haberes aún no percibidos.

Florencia y Graciela, dos trabajadoras del SUM de Rentas municipales, expresaron su tristeza al estar desde hace diez días en plena lucha y que esto no se los reconozca. “Nos quieren volver a precarizados y no lo vamos a permitir, la intendenta se comprometió a efectivizar nuestros contratos, ahora que cumpla”, acusaron.

Asimismo, informaron que son alrededor de 18 empleados que se van turnando de acuerdo a la disponibilidad de cada uno, recordando siempre que la mayoría son padres y madres. “No hay novedades, no extorsionan con quince mil, veinte mil y otros precios. Nosotros no tenemos ningún precio, tenemos dignidad y queremos nuestra planta”, declaró Graciela. Y agregó: “dormimos en cartones y yo soy una persona diabética que se expone a estas condiciones”.

Seguidamente, comentó que “algunas autoridades se acercaron hasta el lugar solamente a amenazar con que nos iban a sacar de acá o también que nos vamos y ellos nos daban un sueldo de planta, quincena y bono para enero del 2022, a lo que respondimos que de acá no nos movemos”.

Por otra parte, Florencia, aportó que “no creo que nuestro decreto se haga efectivo, lo presiento. La señora intendenta jugó con nosotros y ese acto que realizó antes de las elecciones fue una estrategia política y nosotros fuimos usados”. “Nos dicen que somos violentos, pero violencia es sacarle el pan de la boca a nuestros hijos. Tengo tres niños que hoy comen en la casa de mi mamá que es jubilada y cobra dieciocho mil pesos”, continuó.

En relación a su sueldo como empleada municipal, confesó que “cobraba cinco mil pesos, que hoy no lo valen”. “Tengo que darles de comer a mis tres hijos, comprarles la merienda para la escuela, la comida de todos los días y la nafta para transportarlos”, detalló, Florencia.

Por último, ambas trabajadoras pidieron a la intendenta compasión y consideración, ya que para ellas lo que hizo fue un robo. “Devuélvanos lo que nos perteneces, no haga bandera política. Usted nos decía que íbamos a tener dignidad humana y dormir en el suelo no es eso”. “No lo hago por nosotros, hágalo por nuestros hijos, ellos no merecen no tener el plato de comida de todos los días”, culminaron.


COMPARTIR & PUBLICAR

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba