Internacionales

EN MEDIO DEL COLAPSO SANITARIO BOLSONARO LE PIDIÓ A GOBERNADORES QUE ELIMINEN RESTRICCIONES

COMPARTIR & PUBLICAR

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, pidió a los gobernadores que eliminen las cuarentenas debido a su impacto económico negativo, pese al colapso sanitario en el que está sumido el segundo país más golpeado por la pandemia, que además informó acerca de una nueva variante del coronavirus y reportó récord de muertes por la enfermedad en marzo, mientras avanza lentamente la campaña de vacunación.

El mandatario, que desde el inicio de la pandemia menospreció la gravedad de la enfermedad y promovió aglomeraciones sin el uso de barbijos, volvió a criticar las medidas de aislamiento social por sus efectos negativos en la economía y aseguró que «el hambre mata mucho más que el propio virus».

«No es quedándonos en casa como vamos a solucionar este problema», afirmó, a contramano de los líderes del Congreso y de su nuevo ministro de Salud, en una comparecencia ante los periodistas en la que no aceptó preguntas y en la que se presentó sin mascarilla.

«Les digo a los gobernadores, revisen estas políticas y permitan que el pueblo pueda trabajar. Los empleados públicos tenemos a fin de mes nuestro sueldo, pero hay 40 millones que dependen de salir. Con las restricciones, los gobernadores e intendentes están haciendo un estado de sitio, algo que yo no puedo hacer sin autorización del Congreso», se quejó.

Bolsonaro contradijo así a su ministro de Salud, Marcelo Queiroga, el cuarto titular del cargo en un año de caótica gestión de la pandemia, que minutos antes, tras la primera reunión del comité Covid-19, recomendó respetar el distanciamiento social en Semana Santa, aunque sin respaldar las cuarentenas y los toques de queda.

Nueva cepa de coronavirus

En este contexto, autoridades informaron que se detectó una nueva variante del coronavirus en la ciudad de Sorocaba, en el estado San Pablo, que es similar a la que se identificó primero en Sudáfrica y podría ser una evolución de la de Manaos, llamada P1, cuyo contagio parece estar provocando un récord de infecciones.

La variante sudafricana alarmó a los expertos en salud pública, ya que existen dudas sobre la eficacia de las vacunas actuales contra ella.

Brasil inmuniza a su población desde el 17 de enero con las vacunas chinas CoronaVac y la anglosueca AstraZeneca, una campaña lenta que ahora podrá sumar el uso de emergencia del fármaco desarrollado por Janssen, la filial de Johnson & Johnson, tras ser aprobada por el ente regulador de salud.


COMPARTIR & PUBLICAR

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba